Cáncer de mama. Una lucha de todos - Fit 365

Según muestra un estudio llevado a cabo por investigadores del Centro de Ciencias de la Salud Sunnybrook en Toronto (Canadá), “la práctica de ejercicio físico es la medida más importante que pueden adoptar las pacientes diagnosticadas de cáncer de mama la enfermedad. Es más, una vez superado un tumor en la mama, el ejercicio física es una de las intervenciones que ayuda reduce en mayor medida el riesgo de que el cáncer vuelva a reaparecer”.

El beneficio de la práctica de ejercicio físico de forma regular en las pacientes que tienen o han tenido un cáncer de mama, radica en una mejor calidad de vida. El ejercicio físico puede desempeñar un papel fundamental como estrategia para reducir tanto el riesgo de recurrencia del cáncer y contribuir de forma muy positiva a la supervivencia de las personas que han superado un cáncer.

Sin embargo sabemos que es muy complicado realizar ejercicio físico y cambiar los hábitos de vida, por lo que te damos una serie de recomendaciones para ayudarte a realizar estos cambios e incluir el ejercicio en tu día a día:

• Realiza una actividad que te guste.

• Ponte objetivos realizables y se constante.

• Inclúyelo en tu agenda.

• Compártelo con tu familia/amigos , de esta forma, conseguirás integrarlo más fácilmente en tu vida.